Armando Benedetti

Redacción: Revista Semana

En las últimas horas la Fiscalía ocupó con fines de extinción de dominio un apartamento del senador Armando Benedetti, investigado en medio de un proceso que le sigue la Corte Suprema de Justicia porque incurrió, presuntamente, en delito de enriquecimiento ilícito. Esta medida se tomó el marco de una investigación contra la señora Ruby Corredor a quien el senador le compró el predio.

Tras la decisión del ente acusador, el abogado Miguel Angel Del Río, defensa del senador Benedetti, se despachó a través de su cuenta en Twitter y afirmó que hay una persecución en contra de su cliente.

“La Fiscalía demuestra que es la Gestapo del gobierno central. Solicita medida cautelar en contra de un bien de @AABenedetti por una compra anterior donde no intervino. Persecución política de la Fiscalía que atacaremos con toda la fuerza (…) La persecución a Armando Benedetti @AABenedetti proviene del alto gobierno que no soportó su llegada al Pacto Histórico. Derecho Penal del enemigo puro y duro con fiscalía de bolsillo”, fueron los trinos de la defensa de Benedetti.

El inmueble que le ocupó la Fiscalía al senador, avaluado en cerca de 1.600 millones de pesos, está ubicado en un sector exclusivo de Bogotá. La decisión tomada por la Dirección Especializada del Derecho de Extinción de Dominio se tomó de manera articulada con la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, que adelanta la investigación contra el senador Benedetti, y que afecta el derecho de propiedad sobre el inmueble.

El senador Benedetti explicó que no es un medida que se haya tomado en su contra, afirma que es contra la persona que adquirió el apartamento (Ruby Corredor) ante la entonces Dirección Nacional de Estupefacientes, lo que lo convertiría en un tenedor de buena fe y, bajo ese argumento afirma que se declarará víctima en el proceso.

La decisión se toma luego de labores investigativas de la Policía Judicial, que con información suministrada por la DIAN, lograron establecer que el senador Benedetti presenta patrimonios por justificar en los años 2009, 2014, 2016 y 2017.

De acuerdo con las investigaciones, al parecer el senador habría realizado maniobras fraudulentas, para incorporar a su patrimonio, a través de una persona, llamada Ruby Corredor, el inmueble que ahora es objeto de medidas por parte de la Fiscalía.

Sin embargo, Benedetti es radical al señalar que esto es falso, que Corredor nunca fue asesora de él y tampoco miembro de su Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) en el Congreso. Con este argumento marca distancia y ratifica que la medida contra el inmueble no es contra él, y por el contrario, es el afectado.

El lujoso apartamento, ubicado en una exclusiva zona de la ciudad de Bogotá, con un valor de más de 1.600 millones de pesos, fue enajenado en un proceso de subasta por la antigua Dirección Nacional de Estupefacientes. Esto se da precisamente en la época en que dicha entidad era objeto de investigaciones por los entes de control, por actuaciones irregulares que terminaron con casos claros de detrimento a la administración pública.

Actualmente Ruby Corredor está siendo investigada por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares, por haber adquirido a su nombre el costoso apartamento, que, finalmente, quedó en manos del senador Benedetti.

La Fiscalía también tomó la decisión de ocupar con fines de extinción de dominio varias propiedades de la señora Corredor. Se trata de dos apartamentos, uno en Bogotá y otro en Villavicencio. También dos garajes, un deposito, y un local comercial en en la capital.

En medio de la investigación, las autoridades tienen evidencia que Corredor no tenía el músculo financiero para adquirir estas propiedades. Hasta ahora, lo que se conoce, es que en la mira de la justicia hay otras propiedades del senador Benedetti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *