Daniel Quintero

Redacción: Zonacero

El alcalde de la ciudad de Medellín, Daniel Quintero, anunció este miércoles que la capital del departamento de Antioquia (noroeste) dejará de vender vehículos a gasolina en 2035 con el objetivo de «reducir los gases de efecto invernadero en el planeta».

«Reconociendo que Medellín es una de las ciudades más afectadas por el cambio climático, que el 82 % de los gases de efecto invernadero y contaminantes que se emiten en nuestro territorio provienen de fuentes móviles, la ciudad ha tomado la decisión de prohibir a partir del año 2035 la venta de vehículos a gasolina», dijo Quintero.

El mandatario local, que participa en el foro Clinton Global Initiative en EE.UU., expresó en un video que Medellín busca «no solo reducir los gases de efecto invernadero en el planeta, que causan el calentamiento global, sino inspirar a otros ciudadanos, territorios, gobernantes del mundo, para sumarse en este mismo propósito».

Esto porque considera que la lucha contra la crisis climática es una «cruzada que nos debe unir a todos con el ánimo de salvar nuestro planeta y salvar a la humanidad».

«El cambio climático hoy es el reto más importante que enfrenta nuestro planeta», alertó.

En marzo pasado, el entonces presidente colombiano, Iván Duque, puso en marcha en Cartagena de Indias el primer eleoctrilizador del país, con el cual busca producir hidrógeno verde, como parte de un proyecto para que el país se convierta en el principal exportador de este combustible en América Latina para 2030.

El anterior Gobierno calculaba que el desarrollo del hidrógeno le permitirá a Colombia reducir entre 2,5 y 3 millones de toneladas de dióxido de carbono en la próxima década, lo que contribuirá al cumplimiento de la meta de carbononeutralidad en 2050.

Suben los precios de la gasolina 

La decisión de Quintero se da en un momento en el que el Gobierno nacional anunció que los precios de la gasolina en Colombia comenzarán a subir a partir de octubre.

La semana pasada, el ministro de Haciendo, José Antonio Ocampo, aseguró que el ajuste será inicialmente «pequeño» para no impactar más la inflación.

El jefe de la cartera de Hacienda subrayó que «el ajuste es brutal porque desafortunadamente el déficit es enorme», en referencia al Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC), que depende de ese ministerio.

Ocampo no dio cifras sobre el aumento del precio de la gasolina, que afecta directamente a todo el país porque los productos de la cesta familiar suben automáticamente cuando sube los combustibles.

Actualmente un galón de gasolina en Bogotá vale 9.176 pesos (unos 2,08 dólares de hoy), mientras que el más caro se paga en el selvático departamento del Vaupés, en donde cuesta 17.403 pesos (unos 3,94 dólares de hoy).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.