Petro cree que su propuesta

Redacción: Zonacero

El candidato de izquierda a la Presidencia de Colombia, Gustavo Petro, reivindicó este domingo en Bogotá, en el cierre de campaña en plaza pública, su propuesta de gobierno como la única capaz de devolver la dignidad al país.

«No podemos seguir con el hambre, no podemos seguir con la injusticia, no podemos seguir en las ignorancias académicas, en que los gobiernos quieren sumir a los pueblos en las desigualdades, en la faltas de derechos y libertades», dijo el favorito en las encuestas para ganar las elecciones, aunque no en la primera vuelta del próximo 29 de mayo.

«No podemos seguir en esta violencia eterna», añadió el candidato, quien se dirigió a sus oponentes que le achacan que su propuesta es la de la división reivindicando que «en cierta forma encontrar los caminos para poder convivir en paz es unir a la sociedad».

Ante unas 40.000 personas reunidas en la céntrica Plaza de Bolívar de Bogotá, destino de la mayoría de manifestaciones de los últimos tres años que han condensado el descontento social, Petro hizo un alegato por una sociedad más formada, con educación pública y por retomar la producción en Colombia.

El candidato salió, como viene acostumbrando, rodeado de una fuerte seguridad, con dos escoltas y en una tarima donde medio barril de acero blindado le cubría todo el cuerpo, después de las amenazas contra su vida.

El exalcalde de Bogotá cerró una campaña donde se ha recorrido todo el país con más de un centenar de mítines con plazas llenas que espera que se traduzcan en los votos que no consiguió en 2018 para llegar a la Presidencia, cuando la perdió en segunda vuelta contra el hoy Presidente Iván Duque.

La última encuesta de la firma Invamer, publicada el pasado viernes, le da a Petro una intención de voto del 40,6%, seguido por Federico «Fico» Gutiérrez, de la coalición de derechas Equipo por Colombia, con el 27,1%, y por el populista independiente Rodolfo Hernández, con el 20,9%.

Esta vez Petro lo intenta con la activista afrocolombiana Francia Márquez como su compañera de fórmula a la Vicepresidencia, una figura que, viniendo de un pueblo del departamento del Cauca (suroeste) golpeado por la violencia, espera recabar los votos de los campesinos y los más pobres que se ven identificados en ella, que ha sido trabajadora de hogar, en una mina y en el campo.

Márquez, que apela a «los nadies» del escritor uruguayo Eduardo Galeano y a las poblaciones más excluidas, exclamó: «Sé que a muchos de ustedes les han dicho que tengan miedo al cambio, lo que tenemos es que tener miedo a que nada cambie en nuestro país. El miedo a que sigan las masacres en nuestro país, miedo a que nuestros jóvenes los sigan sacando los ojos, los sigan asesinando por reclamar educación».

«Muchos dicen que no tengo experiencia para acompañar a Gustavo Petro a gobernar este país y yo me pregunto ¿por qué la experiencia de ellos no nos permitió vivir en dignidad?, ¿Por qué su experiencia nos ha tenido tantos años sometidos a la violencia?», exclamó esta abogada, que recibió en 2018 el Premio Goldman, considerado el Nobel de Medioambiente.

Márquez, que ayer tuvo que ser escoltada bajo el escenario donde hablaba en el centro de Bogotá luego de que desde un edificio cercano le apuntaran repetidamente en la cabeza con un láser, cerró con su ya habitual: «Vamos de la resistencia al poder hasta que la dignidad se haga costumbre». 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.