exoficial de la Policía

Redacción: Zonacero

Contra el abogado y exoficial de la Policía Nacional Leonardo Acuña, de 51 años, que durante seis horas amenazó este lunes con quitarse la vida en las instalaciones del almacén de cadena Alkosto, calle 98 con carrera 51B, norte de Barranquilla; podrían caber acciones de tipo contravencional, mas no penal, explicó el exmagistrado Hennys Márquez González.

“La alteración del orden que produjo esta acción, el caos que generó, y el hecho de poner en peligro a clientes y empleados, pues han podido ser alcanzados por una bala en el evento de que hubiese accionado el arma, califican este episodio como contravención, pues el código penal no contempla el delito de suicidio, y mucho menos el de tentativa de suicidio”, detalló el jurista, quien hizo parte del Tribunal Superior de Valledupar.

De otra parte, el abogado penalista barranquillero Jorge Imitola, conceptuó que la cadena Alkosto podría emprender una acción de tipo administrativo contra Acuña, por las pérdidas millonarias que le representó mantener cerrado el negocio durante toda la tarde, debido al incidente conocido.

“Sin embargo, es poco probable que inicie una demanda de este corte, pues es evidente que se está ante un caso que merece evaluación psiquiátrica”, manifestó el profesional del derecho.

En cuanto a la acción de la Policía tras el desarme como “de película”, que protagonizó contra el exoficial Leonardo Acuña con personal del Gaula, Imitola agregó que el deber era ponerlo en un estado de reposo con el personal médico de la institución, y llevarlo luego a Medicina Legal para los exámenes psiquiátricos correspondientes y el tratamiento a que haya lugar.

El mayor (r) de la Policía Leonardo Acuña,  oriundo de Barranquilla, mantuvo en ascuas a su familia, a la Policía y a la comunidad que conoció el caso, cuando armado de una pistola Jericho calibre 9 milímetro amenazó con suicidarse en las instalaciones de Alkosto, al que ingresó como cliente.

El suceso lo inició a la una de la tarde de este lunes, y concluyó a las 7 de la noche con final feliz, cuando el personal de la Policía logró desarmarlo.

Acuña es abogado egresado de la Universidad del Atlántico, y pensionado de la Policía hace cinco años.

Se desempeñó, entre otras funciones, como jefe de la oficina jurídica de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

Los motivos que lo llevaron a protagonizar este incidente tienen que ver con circunstancias familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.