Carlos Antonio Lozada

Redacción: El heraldo

El senador del Partido Farc Julián Gallo o Carlos Antonio Lozada, como se le conoció en la antigua guerrilla, aseguró fue él “quien ejecutó la orden y planeó el operativo para asesinar al líder del partido conservador Álvaro Gómez Hurtado”.

En entrevista con el diario El Espectador Gallo dijo que “es un hecho cuya responsabilidad es de la Red Urbana Antonio Nariño, de la cual yo era comandante en ese momento”.

“La orden la dio el secretariado y la recibí de Jorge Briceño, que era el comandante a quien yo le atendía órdenes. Esa orden se transmitió a través mío y la ejecutó un comando de cuatro personas de la Red Urbana Antonio Nariño”, contó. 

Afirmó que “la orientación me llegó de él (‘Mono Jojoy’) y él le informó al camarada Manuel Marulanda (…) Le puedo decir con toda certeza que en ese hecho participaron exclusivamente guerrilleros urbanos de la RUAN. Nadie más”.

Carlos Antonio Lozada indicó que “las Farc tenían dos niveles de estructuras, unas milicias, las más conocidas; pero tenía estructuras guerrilleras profesionales que poca gente conocía. Posteriormente, algunos de los que participaron en el asesinato de Gómez Hurtado fueron asesinados por la Policía. Creo que ahí lograron establecer los hechos, pero como los mataron, al Estado le tocó callarse. Ante el asesinato y la barbarie que cometieron con los compañeros intentaron ocultar esos hechos y desviaron la atención”.

Recordó que “por coincidencia estaba con el ‘Mono’ en el momento en el que sucedieron los hechos, en el Guaviare. Me habían llamado a reunión del Estado Mayor del bloque Oriental, nos estábamos concentrando para desplazarnos a un encuentro con Manuel Marulanda. Ahí supimos que se había cumplido la orden que se había dado”.

Contó, además, que la decisión de asesinar a Gómez Hurtado “estaba tomada desde la fundación de las Farc, no es que se haya dado la orden en ese momento específico, es que en ese momento se dieron las condiciones. En el contexto y en la dinámica de la guerra había planes de todos los bloques y todos los frentes sobre cómo actuar frente a las Fuerzas Militares y aquellos civiles que habían tenido responsabilidad histórica en el conflicto. En este caso por el discurso de Gómez Hurtado que fue el detonante que nos embarcó a todos en una guerra de 50 años con cientos de miles de muertos y torturados de todos los bandos. Para entender ese hecho hay que estar en la lógica de la guerra”.

Aseguró que en el asesinato del político participaron cuatro personas y todas están muertas, pues “organismos de inteligencia supieron de la autoría de la Red Urbana Antonio Nariño y por eso torturaron y desaparecieron a dos guerrilleros que participaron en el operativo”.

Añadió que espera que “se entienda que nosotros llegamos al Congreso producto del Acuerdo de Paz, como reconocimiento de nuestro alzamiento armado. Hicimos dejación de armas a cambio de participación política. No tendría sentido que se cuestionara el Acuerdo”, esto, tras el interrogante de las consecuencias que puede acarrear este hecho para él como actual senador.

Expresó que la decición de guardar silencio por tantos años “le corresponde al secretariado en ese momento. Lo que entiendo es que, al ver el escándalo de la pelea entre sectores del poder, se tomó la decisión de mantenerlo en reserva hasta que se considerara el momento. Esto se profundizó mucho más hasta tener dos sectores de la élite dominante enfrentados sin darse una explicación y ahora que entregamos nuestra versión no se nos cree”.

Finalmente, envió un mensaje a la familia del líder político conservador. 

“Que nos perdonen, que encontremos el momento para sentarnos y nos puedan escuchar. Tenemos toda la disposición de hacerlo, sabemos que no será fácil, ojalá nos escuchen”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.