Unicef

Redacción: Zonacero

Unicef denunció este sábado que «el tiempo se agota para los niños de Gaza», ya que cientos de miles han comenzado a huir desde el norte hacia el sur del enclave palestino ante los «inminentes ataques a gran escala» de Israel, que ha impuesto un bloqueo sobre la Franja y privado a su población de acceso a la electricidad, agua y comida.

La agencia de Naciones Unidas denunció en un comunicado que, una semana después de que empezara la guerra entre Israel y las milicias palestinas de la Franja de Gaza tras los brutales ataques de Hamás, «cientos de niños habrían muerto y miles más habrían resultado heridos» por los bombardeos indiscriminados contra el enclave.

Los menores y sus familias en Gaza «prácticamente se han quedado sin alimentos, agua, electricidad, medicamentos y acceso seguro a los hospitales, tras días de hostilidades y cortes en todas las rutas de suministro», dijo Unicef.

Asimismo, exigió un alto el fuego «inmediato», dado que más de 1,1 millones de personas -casi la mitad de ellas niños- han sido advertidas por Israel de que abandonen el norte del enclave y se dirijan hacia el sur ante un inminente «asalto militar a gran escala» en uno de los lugares más densamente poblados del planeta.

“La situación es catastrófica, con bombardeos incesantes y un aumento masivo del desplazamiento de niños y familias. No hay lugares seguros”, afirmó en declaraciones recogidas en la nota la directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell.

La responsable indicó que la prioridad es acordar un alto el fuego y permitir el acceso humanitario para garantizar la subsistencia de los gazatíes, y recordó que «hay reglas en la guerra», después de que varios países y organizaciones acusaran a Israel de «violar el derecho humanitario» por forzar el desplazamiento de la mitad de la población de Gaza.

«En este momento, prácticamente no hay salida de Gaza para la población civil», dijo Unicef, que alertó de que «las viviendas e infraestructura crítica están en ruinas», mientras que unas 430.000 personas han huido de sus hogares y muchas de ellas se han refugiado en escuelas y hospitales.

En este sentido, criticó que Israel haya advertido a los dos principales hospitales de Gaza que trasladen a los pacientes y a su personal hacia el sur «en apenas unas horas».

Las víctimas mortales palestinas a causa de los ataques de Israel contra la Franja de Gaza suman ya más de 1.900.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *