empresa AIR-E

Redacción: Roberto Rafael Rosania

Cómo es posible que la CREG, la cual regula las tarifas de servicios públicos en el país, se burle de unos indefensos usuarios que no tienen a nadie a su favor en el poder central. Y mucho menos al ‘elefante blanco’, llamado Superservicios, que descaradamente está confabulado con los poderosos que manejan los servicios públicos en Colombia. Tanto la CREG como la Superservicios son una puñaleta en nuestras gargantas contra los usuarios, y lo dejan al libre albedrío que hagan con él, lo que le venga en ganas, a estos desalmados.

Los embalses en el país están llenos en un 85%, lo cual dicen los expertos que el kilovatio/hora tiene que bajar las tarifas, lo que hicieron fue subirlas de $ 332 a 725 pesos y más, en el caso de Barranquilla el incremento de las tarifas fue de 49%, una de la ciudad más golpeada del país en materia de tarifas, en el interior del país el kilovatio de energía subió un 25%. Siempre he dicho que la Creg es una rueda suelta que le funciona a los generadores, distribuidores y comercializadores de la energía, como es el caso de Air-e, en nuestra ciudad.

Me gustó la aguerrida postura del alcalde Jaime Pumarejo Heins, quien reiteró el mal servicio, tarifas impagables, que nos vuelven poco atractivos en el sector productivo. En los barrios populares se suben los voltajes y dañan los electrodomésticos y el dolor de cabeza con recibos por encima de los 200 mil pesos. O sea, si pagan los servicios, no pueden comer. Un drama social que cada día toma más fuerza.

El presidente Petro, o se amarra los pantalones, o desmonta la mafia de la Creg o se lo lleva pindanga como decía el célebre locutor Marcos Pérez Caicedo. Cómo es posible que en Barranquilla paguemos a la par del estrato seis de Bogotá. Un esabrupto de aquí a la conchinchina. Lo que acaba de hacer Air-e y Afinia en Cartagena es una burla espantosa con ridiculo e irrisorio descuento del 5.6%. Qué tristeza, la patuleca que le hace la Creg, a los costeños, una Región que pone presidente en todos los debates y le dan hasta con el balde del agua y ni siquiera le nombran un ministro en minas y energía para defenderse.

Le voy hacer seguimiento a éste atropello que viene del centralismo con la Creg, a la cabeza y el ‘elefante blanco’ que se pavonea por todo el país sin hacer un reverendo y con una burocracia coposa de corbatas de todos los colores. Gustavo Petro, o se amarra los pantalones o la Costa Atlántica sale a la calle a defender sus derechos y su bolsillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *