conflicto en Gaza

Redacción: Zonacero

El embajador de Irán en España, Reza Zabib, advirtió de que su país podría dar una respuesta «que hiciera que cualquier agresor se arrepintiera» si el conflicto en la Franja de Gaza «se saliera de control».

En una entrevista en la emisora vasca Radio Euskadi, Zabib aseguró no tener «ninguna duda» de que Israel está detrás del bombardeo del hospital de Gaza Al Ahli Araba, donde murieron centenares de personas hace dos noches, tras haber accedido a fotos y vídeos de los destrozos causados y consideró que «la capacidad de resistencia palestina es mínima».

Según explicó, «la política exterior de Irán está basada en la defensa» de sus «intereses y de su seguridad sobre la base del derecho internacional» y añadió que «por supuesto» apoyarán «la causa palestina».

«Si la situación se saliera de control, de manera que un actor regional o extrarregional quisiera agredir nuestros intereses nacionales, ahí daríamos una respuesta que les haría arrepentirse», avisó.

Asimismo, Zabib demandó que el pueblo palestino «pueda decidir sobre su futuro político en un referéndum de autodeterminación», como salida que «puede traer la paz» al conflicto en la zona.

Una «dura venganza»

Las declaraciones del embajador se suman al mensaje de ayer del presidente del país, Ebrahim Raisí, quien afirmó que a Israel le espera una “dura venganza” por parte de los países musulmanes tras el bombardeo contra el hospital, cuya autoría niega Tel Aviv.

“Haréis frente a la ira de los países musulmanes”, dijo Raisí en un discurso durante una manifestación en Teherán en protesta por el ataque al centro hospitalario que reunió a miles de personas y en la que se lanzaron arengas contra Israel y Estados Unidos.

El mandatario, con un pañuelo palestino al cuello, auguró que “el comienzo del fin del régimen sionista ha comenzado con el ataque al hospital”.

“Con cada gota de sangre que vierten los palestinos, el régimen sionista avanza un paso hacia el colapso”, afirmó.

Además, acusó a Estados Unidos de ser “socio” en los crímenes que se cometen en Gaza y de armar a Israel con el envío de misiles.

“Las bombas que caen sobre el pueblo de Gaza pertenecen a los estadounidenses”, dijo.

La República Islámica de Irán e Israel son enemigos acérrimos, suponen una amenaza existencial mutua, compiten por la hegemonía regional y mantienen una guerra encubierta con ciberataques, asesinatos y sabotajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *