César Gaviria

Redacción: Zonacero

Los congresistas del Partido Liberal expresaron su inconformismo por el papel que está jugando en el interior de esa colectividad, Simón Gaviria, hijo del presidente de la misma, César Gaviria Trujillo.

Revelaron, según informó la W Radio, que a pesar de ser partido de gobierno, se sienten relegados en la comunicación con la Casa de Nariño, ya que la función de interlocutor la viene ejerciendo Simón Gaviria.

Por ese motivo, en horas previas al momento de decidir el apoyo a la reforma tributaria, el Gobierno se reunió con senadores y representantes para intentar resolver el malestar.

El encuentro estuvo liderado por el ministro del Interior, Alfonso Prada, y el director del Departamento Administrativo de la Presidencia, Mauricio Lizcano.

Con los altos funcionarios los congresistas manifestaron que no están siendo escuchados, pese a que son ellos quienes ponen los votos para los proyectos, conforme a la versión que varios asistentes a la reunión entregaron a la estación radial capitalina.

El Gobierno escuchó esa inconformidad y aceptó tener una línea de comunicación directa con la bancada, entendiendo también que muchos no se sienten representados con los cargos que les han sido asignados en el gabinete, como parte de la coalición de Gustavo Petro en el Congreso.

Con ese respaldo, los congresistas se reunieron después con el expresidente Gaviria, quien fue derrotado en la pelea que quería seguir contra la no deducibilidad de las regalías en el sector hidrocarburos.

En señal de protesta, según contaron también varios integrantes del Partido Liberal a La W, dejaron solo a Gaviria con apenas 3 votos de más de 40, en su pelea por ese tema, que era una de las líneas rojas trazadas desde hace semanas.

Como consecuencia, al exmandatario no le quedó más remedio que dejar en libertad a sus congresistas para que voten los impuestos al sector petrolero como consideren, destrabando así el apoyo de la colectividad al proyecto bandera del gobierno de Gustavo Petro.

Analistas políticos opinaron que este podría ser el campanazo de alerta de una posible rebelión en el seno de los rojos, que podría terminar en un nuevo nombre en la dirección del partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *