Inflación de Colombia

Redacción: La Fm

La Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) expresó su preocupación por el incremento de la inflación anual, que en junio se situó en el 7,18%.

De acuerdo con el gremio, la inflación no está controlada especialmente en el precio de los alimentos, que aumentó un 0,3%, en contraste con el -0,53% registrado en junio del año anterior. 

Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, explicó que mientras el costo de vida de los colombianos sigue siendo alto, países que experimentaron un aumento significativo de la inflación después de la pandemia como México, Perú, Chile, Brasil y Ecuador, ya han alcanzado niveles inferiores al 5%.

Colombia, con la excepción de Venezuela y Argentina, es uno de los pocos países de América Latina que no ha logrado superar el flagelo de la inflación después de la pandemia”, señaló Cabal.

El representante de los comerciantes insistió en que en este difícil contexto inflacionario y ante la perspectiva de un bajo crecimiento de la economía colombiana, “el Banco de la República debe ser muy cauteloso al continuar reduciendo las tasas de interés, como hemos señalado desde Fenalco”.

Es importante destacar que según el Dane, el aumento del IPC en junio se debe principalmente a la variación en los grupos de alojamiento (alquileres), servicios públicos, alimentos y bebidas no alcohólicas.

En contraste, la división de muebles y artículos para el hogar y el grupo de vestuario y calzado no experimentaron un aumento de precios. Según Fenalco, esto se puede atribuir a la ‘Primatón’, una iniciativa liderada por el gremio durante la última semana de junio.

Asimismo, el líder gremial expresó su preocupación por el fuerte incremento de los precios de los productos ultraprocesados, como resultado del impuesto a estos productos y a las bebidas azucaradas establecido en la reforma tributaria de 2022.

Fenalco señaló que mientras que en los últimos 12 meses los precios de los alimentos han aumentado un 5,27% y el IPC total un 7,18%, los precios del grupo “golosinas” han subido un 37,28%.

Entre tanto, las bebidas azucaradas registran un incremento de precios del 10,82% y las carnes procesadas han sufrido un reajuste acumulado del 16,23%, es decir, tres veces más que el grupo de alimentos.

“Este comportamiento en los precios afecta notablemente el bolsillo de los consumidores de bajos ingresos, pero principalmente las finanzas de los tenderos de barrio, integrantes del primer nivel de la llamada economía popular que supuestamente defiende el Gobierno”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *