Reforma pensional

Redacción: La Fm

La Corte Constitucional ha emitido un fallo de gran importancia que incide directamente en el proceso de cambio entre fondos de pensiones, especialmente para aquellos que se encuentran en la última década laboral antes de la edad de jubilación y desean trasladarse a Colpensiones. 

La Sentencia SU-107/24 establece un cambio sustancial en la manera en que se evalúan estos traslados, especialmente aquellos que se efectúan mayoritariamente desde fondos privados como Porvenir, Colfondos, Protección, entre otros, hacia Colpensiones.

A consecuencia de la decisión de la Corte, estos cambios requerirán una revisión legal más exhaustiva por parte del juez que atienda la demanda. Esto sucede en un contexto donde Colpensiones ofrece pensiones de mayor cuantía, ya que otorga un subsidio proporcional al salario del trabajador, a diferencia de los fondos privados que se basan en los rendimientos administrados. 

Mauricio Olivera, expresidente de Colpensiones y vicerrector de la Universidad de los Andes, habló en La FM de RCN sobre la decisión de la Corte Constitucional en relación con el traspaso de cotizantes de fondos privados a Colpensiones y la reforma pensional del Gobierno Petro.  

Olivera destacó que en Colpensiones, la pensión se determina en función del salario de la persona, no de sus ahorros. Señaló que la reforma que propone el Gobierno reduce los subsidios a pensiones altas al limitar las cotizaciones en Colpensiones hasta tres salarios mínimos, lo cual considera positivo para abordar la regresividad del sistema. 

“En Colpensiones, la pensión no depende de lo que la persona ahorró, la pensión depende del salario que tuvo la persona: salarios más altos, pensiones más altas; [eso] implica un subsidio más alto porque lo que ahorró la persona no alcanza para pagar esa pensión. La reforma, de alguna manera, sí quita esos subsidios a pensiones altas porque se va a pagar [cotizar] la pensión en Colpensiones hasta tres salarios mínimos. Entonces, quita esos subsidios a las pensiones altas. Eso lo hace bien”, dijo.

Sin embargo, advirtió sobre la presión financiera que podría generarse en el futuro al mantener este límite. Según sus palabras, cada peso ahorrado se convierte en una deuda futura debido a este subsidio, por lo que sugiere la importancia de ajustar el umbral para mitigar este riesgo financiero. 

“Pero si la dejan en tres salarios mínimos, sí genera una presión financiera, no ahora, sino en el futuro, porque cada peso ahorrado, por ese subsidio, se vuelve una deuda en el futuro. Resuelve de alguna manera el tema de subsidios altos, quita esa regresividad. El tema financiero no lo ajusta. Por eso, bajar ese umbral es importante”, señaló y precisó que el mínimo de cotización en la reforma pensional debería quedar en un salario mínimo. 

Señaló que se debe resolver el problema de la informalidad laboral para hacer una buena reforma pensional.

“Pero lo más importante, el tercer reto, que es la baja cobertura pensional en Colombia —solo uno de cada adultos mayores tiene pensión—, no lo resuelve. Sólo uno de cada tres trabajadores puede cotizar. Entonces, la mejor reforma pensional, sobre todo si estamos hablando de cobertura, es una buena reforma laboral”, indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *